4 comentarios

Sukha

“La naturaleza del SER es dicha, éxtasis, y felicidad sin frontera. Te vuelves dichoso automáticamente cuando dejas de identificarte con la rueda siempre en movimiento y resides en sukha, donde nada cambia y todo es real. La fuente de todo lo que se mueve reside en lo inmóvil” David Life

En los yoga sutras, Patanjali nos indica las dos cualidades que deben tener las asanas (posturas de yoga)

II.46 sthira sukham asanam

El termino sthira se refiere a la estabilidad de la postura que viene de una base firme. Por otro lado sukha indica contento o alegría. Esta enseñanza, como muchas otras, se puede aplicar a nuestra vida diaria.

La palabra sukha a demás del significado visto, también se refiere al  espacio vacío que encontramos en una  rueda en donde se inserta el eje para que se mueva. Aunque podría parecer un sin sentido, estos dos conceptos tienen una estrecha relación.

En la india se denomina Samsara (flujo continuo) al ciclo de vida, muerte y reencarnación. Este ciclo de movimiento se representa precisamente con la figura de una rueda. Independientemente si creemos en la reencarnación o no, es indiscutible que la analogía aplica a nuestra vida diaria. Experimentamos un movimiento constante donde a veces estamos en  la cima y otras tantas abajo. Generalmente esto causa sufrimiento pues quisiéramos que algunas cosas permanecieran  como están. EL cambio nos incomoda.

Entre más cerca me encuentro del borde externo de la rueda experimento el movimiento con mayor intensidad. Entre más me acerco al centro, menos fluctuación pues ese espacio vacío, o Sukha, permanece inmóvil.  En otras palabras mientras más drama y emocionalidad pongo en mi vida más alejado del centro estoy, por lo tanto más expuesto al movimiento y por ende al sufrimiento. Por el contrario, cuando logro mantenerme estable en mi centro, me alejo del sufrimiento y me acerco a la dicha.

En estos tiempos de cambios intensos que experimentamos, esta explicación resulta sumamente valiosa. NO se trata de negar el movimiento, NO se trata de querer detenerlo.

Cuando las cosas se ponen duras esto no es fácil. Más bien uno se siente atrapado en una gran ola que rompe en la playa. En esos momentos detente por un instante y recuerda SUKHA. Cierra los ojos, observa, respira, y entraras en contacto con ese centro inmóvil de dicha.

Vive desde tu centro. Vive de adentro hacia fuera!

Imagen

 

4 comentarios el “Sukha

  1. Excelente analogía, gracias!

  2. Hermoso. Gracias. Silvia de Montevideo, Uruguay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: